jueves, 19 de enero de 2012

Ossobuco en salsa.

Ossobuco en Salsa

INGREDIENTES (para 2 personas):
-2 rodajas de ossobuco de unos 4 cms. de grosor. Si son de la parte baja (pequeñas), habrá que comprar más rodajas.
-1 cebolla grande.
-2 o 3 dientes de ajo.
-2 zanahorias grandes.
-1 puerro.
-2 ramitas de apio.
-1/2 Kgr. de tomate triturado.
-1 pimiento verde (1/2 si es muy grande).
-Tomillo, orégano, sal, pimienta, laurel y harina.
-1 vaso de vino tinto del bueno (200cc), dos vasos de caldo de carne (o agua y una pastilla de caldo) y aceite de oliva.

PREPARACIÓN:
Comenzamos haciendo unos cortes en la película tendinosa que rodea la carne para que no se retraiga y se deformen o deshagan las piezas.

Los salpimentamos y enharinamos, sacudiendo el exceso de harina y los marcamos dentro de la olla con aceite de oliva, reservándolos aparte.

En el mismo aceite sofreímos los ajos picados, la cebolla picada, el pimiento verde y el resto de verduras picadas.

Cuando estén bien pochadas, incorporamos el tomate, el laurel y la carne. 


Dejamos cocer el tomate unos minutos, añadiendo una cucharada de azúcar e incorporamos el vino, dejándolo reducir para que evapore el alcohol y añadimos el caldo. 

Cocemos el guiso a fuego medio bajo con la olla tapada, hasta que la carne esté bien tierna, (+- una hora), vigilando que no le falte caldo, añadiendo si es necesario. Añadir casi al final el romero y el tomillo.

Cuando la carne esté hecha, rectificamos de sal, sacamos la carne y pasamos la verdura por el pasapurés. 

Y tan sólo nos queda emplatar y salsear. si fuéramos capaces de esperar y comerlo al día siguiente, mejor.

NOTAS:
Acompañar el plato con unas patatas panaderas o con un arroz blanco perfumado con ajo y perejil. Para beber, un buen lambrusco rosso.

     Esta receta la hago muy parecida al clásico rabo de toro cordobés, pero con ossobuco en vez de rabo. La salsa es muy parecida a la salsa española y así que no es ni el rabo de toro en salsa española, ni el ossobuco a la Milanesa con gremolata ni ossobuco la Napolitana con quesos rallados, es una licencia culinaria que me he permitido, con perdón :S. Pero, os aseguro que está muy bueno.

     Para el que no lo conozca, el ossobuco (“hueso hueco” en italiano) es el corte o sección de la pierna de ternera (mejor de las traseras), y por tanto unida al hueso y este con su tuétano. Si separamos la carne del hueso es lo que conocemos como morcillo, zancarrón o jarrete.

     No hace falta decir que es un plato único y muy potente. Así que hacerlo cuando no tengáis mucha faena por la tarde.

Buen provecho.

4 comentarios:

  1. Jope Brulli afloja que cuesta seguirte. Copiado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. que bueno me encanta hace mucho que no lo hago me la apunto !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás qué jugoso y qué rico sale.

      Saludos.

      Eliminar

Comenta y consulta todo lo que tú quieras, así podré intentar resolver las posibles dudas tanto a ti como a los futuros lectores. GRACIAS!!!.