martes, 31 de enero de 2012

Arroz con magro y verduras.

Arroz con magro y verduras.

     Este arroz es uno de los que más variedad de producto admite, ya que usamos las verduras de temporada y a lo largo del año, llamándose igual, nunca salen dos con el mismo sabor.

     En esta ocasión utilicé alcachofa (riñones al natural en conserva, no encontré frescas, ni tenía congeladas, una pena), espárragos tiernos, ajo porro, pimiento rojo y verde y tomate natural. El magro de cerdo es el denominador común de este arroz, también se puede hacer con costilla carnosa y sale muy sabroso también.

     Vamos allá.

INGREDIENTES (Para 4 ó 5 personas):
½ Kgrs. de magro de cerdo o costillitas.
½ Kgrs. de arroz bomba. (100 grs. por comensal).
El doble del volumen de arroz, de caldo de carne, y un vasito más.
2 tomates rallados.
2 dientes de ajo.
200 grs. de alcachofas limpias y cortadas en láminas (si no es temporada, comprarlas congeladas).
1 manojo de espárragos verdes (usar las puntas y deshechar la base fibrosa).
½ pimiento rojo y ½ pimiento verde cortados en rodajas o juliana.
Unos ajos porros o ajetes tiernos (cantidad al gusto, sin pasarse, a menos que queramos dormir solos en el sofá).
Aceite de oliva y sal.

PREPARACIÓN:
    Usaremos una paella para 6 u 8 raciones (36 cms. de diámetro en la base), así nos saldrá un arroz “delgadito”. 
     Comenzamos sofriendo el magro que lo habremos salpimentado con anterioridad y los dos dientes de ajo con un corte o bien chafados con su piel. 

Cuando esté sofrita la carne lo reservamos y freímos las verduras, primero las más duras y seguidamente las más blandas. Cuando estén casi tiernas incorporamos el tomate y la carne. En un mortero majamos los dos dientes de ajo pelados, unas hebras de azafrán y perejil picado.

     Cuando esté el tomate sofrito, añadimos el arroz, le damos unas vueltas para que absorba los sabores y añadimos la majada del mortero y todo el caldo, repartimos con la rasera el arroz por igual y ya no lo movemos más. Mantenemos el fuego fuerte durante los primeros 10 o 12 minutos, rectificamos de sal y a fuego suave unos 8 minutos más.

   Apagamos el fuego y tapamos la paella con un paño de algodón dejando reposar el arroz unos 10 minutos más. El arroz os debe haber quedado suelto y seco, pero bien cocinado.

    
NOTAS:
     En casa tenemos todos un fuego distinto, el agua también es distinta, etc. Así que el punto exacto del arroz sólo lo podemos conseguir cocinándolo a menudo. Al final ni se necesita medir el agua, el arroz es un “puñao” por persona y dos más para los repetidores y los 20 minutos tampoco se miden, tan sólo viendo “hervir” la paella se sabe lo que le falta y cuando hay que apagar el fuego. Así que paciencia si no sale bien a la primera.

     Si os cupiera la paella en el horno, podéis acabar el arroz como se dice por aquí: dándole un “golpe de horno”. Esto es, los últimos 8 minutos, cuando al arroz aún le queda un poco de caldo por evaporar, se mete la paella en el horno precalentado a 190º y se deja terminar de hacer allí dentro. También es válido para intentar “arreglar” un arroz que veamos que va a quedar un pelín más caldoso de lo que queremos.

     Bon profit.

2 comentarios:

  1. Muy buen arroz y muy buenas esplicaciones y consejos, me encanta el arroz y suelo hacer amenudo, este tengo que probarlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, pruébalo, verás como te gusta y repetirás al menos un par de veces al año. Me gusta tu blog: http://gastropadi.blogspot.com/
      Saludos.

      Eliminar

Comenta y consulta todo lo que tú quieras, así podré intentar resolver las posibles dudas tanto a ti como a los futuros lectores. GRACIAS!!!.