sábado, 3 de marzo de 2012

Pollo sentado.

Pollo sentado.


Esta receta la vi hacer a Sergio Fernández en Cocinamos contigo de Canal Cocina propuesta por Rafa Cobo. Es una forma de cocción muy imaginativa, divertida y con unos resultados excelentes. El tostado del pollo es integral y sin dar vueltas. La gente piensa un montón, jejeje. Aqui tenéis como hacerlo, suerte.

INGREDIENTES:

1 Pollo no muy grande limpio. (mejor hacer dos pequeños a la vez que uno sólo grande).

1 Tercio de cerveza en botella (Comprarla sin etiquetas y si las tiene, quitarlas antes de abrir el botellín mojándolas y rascando con un estropajo metálico, dejando la botella bien limpia).
Tomillo y orégano molido.

PREPARACIÓN:
  Precalentamos el horno a 250ºC. Cuando introduzcamos el pollo lo bajaremos a 220ºC.    
 Como hemos dicho, limpiamos muy bien la botella. Hacemos lo mismo con el pollo y lo sazonamos un poco. 
     Abrimos la botella y le introducimos tomillo y orégano. Metemos la botella en el pollo por salva sea la parte (por el culo, para entendernos) hasta que asome por arriba el cuello de la misma.

     Ponemos el pollo ensartado en la botella sobre una fuente de horno. Debe de quedar como en la foto, con la apariencia de estar sentado. Metemos la bandeja en la posición más baja del horno (y bajando la temperatura a 180ºC después de los primeros 20 minutos) y lo dejamos asar durante 5o min. o 1 hora, según el horno y el tamaño del pollo. 

   Lo mejor es ir vigilándolo de vez en cuando, si vemos que se tuesta demasiado, apagar la parte e arriba del horno. Durante este proceso la cerveza empezará a hervir e irá saliendo poco a poco, empapando el pollo e hidratándolo al mismo tiempo. La posición del pollo facilita que se tueste por igual por todos los lados. La técnica de asado es genial aunque parezca una broma.

     Una vez asado, lo podemos servir en esta posición tan relajada, pero no os lo aconsejo, porque trocearlo con la botella por enmedio es complicado ya que la botella tendrá aún cerveza y estará a una temperatura que no hay quién la toque. Mejor enseñarlo a los comensales y volver a la cocina para trocearlo tranquilamente.


     Puede pasar que la cerveza no llegue a hervir y no salga del botellín. Si pasa esto, podéis trocearlo, echarle un poco de esta cerveza y hornear unos 10 o 15 minutos a temperatura suave (150ºC) hasta que el pollo se hidrate con este caldito y reduzca la cerveza que le hemos puesto.



     No pensar que el pollo está seco por verlo tan dorado, si va todo bien os sorprenderá lo tierno que queda con esta receta. En este caso no usar directamente la cerveza que queda en la botella como caldo, porque amargará y no quedará bien.

Aquí os dejo mi video-receta... ;)

video


NOTAS:
     Haciendo un par de veces esta receta daréis exactamente con la temperatura del horno, la marca de la cerveza y los ajustes que queráis. Si os gusta el pollo tostadito os aconsejo que la hagáis en casa.

     También podéis desmenuzar en el interior del pollo una pastilla de caldo de ave antes de introducirle la botella, así como ponerle medio vasito de vino blanco o de agua en la bandeja para hidratar aún más el asado.

        SIN GLUTEN:  Ojo con la cerveza que utilicéis, que no sea de trigo, por supuesto.




4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jejejeje, realmente no es mío, ya lo explico en la receta. Pero cada vez que lo hago sale mejor y hay risas aseguradas, que también es importante. Gracias Debi. ;)

      Eliminar
  2. El pollo se queda contento y nosotros también!! jajajajja
    Esta receta la preparaba mi madre, gracias por recordarmelo, Antonio!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues ya sabes, a recordar viejos sabores. Un saludo.

      Eliminar

Comenta y consulta todo lo que tú quieras, así podré intentar resolver las posibles dudas tanto a ti como a los futuros lectores. GRACIAS!!!.