viernes, 10 de febrero de 2012

Chuletillas de cordero al horno

Chuletillas de cordero al horno

     Os presento otro plato muy sabroso, sencillo, rápido y con el que no ensuciamos la cocina. ¿Interesante, no? Jejeje.

     Muchas veces evitamos hacer chuletitas de cordero a la plancha por el humo y por el olor que nos queda en la cocina. Pues bien, evitamos esto haciéndolas al horno (igual que las sardinas o los choricillos o morcillas de cebolla, que ya hablaremos más delante de cómo hacerlo). Es muy sencillo y el resultado muy bueno.

     Esta receta se la quiero dedicar a nuestra amiga Marga de Mallorca que pasando unos días de verano aquí en Alicante junto con su marido Orlando, se me ocurrió hacer las chuletas sin saber que a ella no le gustaba el cordero. La sorpresa fue cuando se lo comió todo diciendo: “Es que esto es otra cosa”.

Va por Marga y por mi “hijastro”, ;)

INGREDIENTES:
1 Kgr. de chuletillas de cordero (ni lechal, ni del abuelo de la granja).
1 Kgr. de patatas nuevas lavadas y cortadas a rodajas de 1cm. de grosor sin pelar (o peladas, al gusto).
Pan rallado especiado con ajo en polvo, perejil en polvo y tomillo o romero (no mucho).
Ajo y perejil frescos picados.
Aceite de oliva virgen, sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
     Precalentamos el horno a 1800ºC. Forramos con papel de aluminio o de horno una placa de horno o una fuente, engrasándola con aceite de oliva. Hacemos una cama con las patatas cortadas en rodajas, las salamos y le ponemos un poco de ajo y perejil frescos, les echamos unas gotas de aceite en cada una de ellas y un poco de pan rallado. Introducimos las patatas en el horno durante 15 minutos.


     Pasados los 15 minutos, sacamos la fuente y cubrimos las patatas con las chuletas de cordero por encima, pero sin amontonar, una junto a otra. Salpimentamos, les ponemos el resto del ajo y perejil frescos y las espolvoreamos con el pan rallado y un hilillo de aceite.



     Introducimos en el horno las chuletas con las patatas medio hechas y en unos 15 minutos más ya tendremos las chuletas doraditas y las patatas terminadas.


Tan sólo nos queda emplatar y al ataque.

 NOTAS:
     Al cocinar las chuletas así ni tendremos humos ni olores.
     Al emplatar poned a la vista la cara tostada de las chuletas.
     Ojo no se os quemen si utilizáis chuletillas pequeñas.
     Si no queréis hacer en dos tiempos este plato, podéis introducir las patatas, aliñadas igualmente, en el microondas durante 8 minutos, cubiertas con papel film.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Debora. Prueba a hacerlas así y me cuentas. ;)

      Eliminar
  2. Este domingo caen esas chuletillas.

    Por cierto, quítale un cero a la tmperatura del horno antes de que alguien provoque una fusión nuclear en la cocina XDD.

    Un abrazo "Padristro"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjalo, que a 1800 grados se hacen en un pis-pas.

      Eliminar

Comenta y consulta todo lo que tú quieras, así podré intentar resolver las posibles dudas tanto a ti como a los futuros lectores. GRACIAS!!!.