miércoles, 16 de enero de 2013

Panecillos para hamburguesas

Panecillos para hamburguesas
Thermomix y tradicional


     Esta receta está basada en la que publiqué en Marzo de 2012 bajo el título de “Pan casero”.
Vamos a utilizar los mismos ingredientes más un poco de sésamo y el mismo método de preparación hasta la formación de las barras para hornearlas, que esta vez vamos a formar unos bollitos redondos.
     Os repito la receta para que no tengáis que andar de una página a otra.

INGREDIENTES:
220 cl. de agua.
16 grs. de azúcar.
18 grs. de aceite de oliva. 
11grs. (2 Sobres de levadura seca de panadería Maizena). Ojo: NO levadura química de pastelería, o bien 25/30 grs. de levadura fresca prensada. (En esta receta he utilizado la seca).
375 grs. de harina de fuerza (importante que sea de fuerza).
7 grs. de sal fina.
Semillas de sésamo.

PREPARACIÓN:
Thermomix:
     1º-Ponemos en el vaso mezclador el agua, el azúcar y el aceite de oliva. Y lo tenemos 2 minutos a 37ºC a velocidad 1.
     2º-Si utilizamos levadura fresca, este es el momento de ponerla en el vaso durante 10 segundos a velocidad 3.
     3º-Echamos en el vaso la mitad de la harina y la levadura seca si no hemos utilizado la fresca, claro. Mezclamos 15 segundos a velocidad 6.
     4º-Incorporamos el resto de la harina y, por último, la sal. Y amasamos todo a velocidad espiga durante 5 minutos.

     Una vez hecho este proceso tendremos la  masa, que por ahora estará pegajosa. Nos enharinamos o aceitamos las manos, sacamos la masa del vaso, y formamos una bola que pondremos en un cuenco grande con las paredes un poco aceitadas.



Tapamos el cuenco con papel film y lo dejamos en un sitio cálido durante 40 o 50 minutos, hasta que haya aumentado al doble de su tamaño y metiendo un dedo en la masa, recupere su forma poco a poco.




Ahora toca sacar la masa, ponerla en una superficie enharinada,  dividirla en la cantidad de panecillos que vayamos a hacer, en mi caso 8, y y empezar a amasarlos, estirando hacia adelante la masa con la base de la palma de la mano y doblándola hacia dentro de nuevo, giramos y volvemos a estirar. Hay que tener paciencia y amasar así durante unos minutos.






Luego vamos retorciendo la masa como si fuera un churro y la enrollamos.


Le damos la vuelta y vamos haciendo “pellizcos” desde la parte exterior, llevando la masa cogida al centro de la bola y repitiendo hasta dar un vuelta completa a la bola.
Damos la vuelta a los panecillos dejando los “pellizcos” en la parte de abajo. Nos deben quedar completamente redondos y con un aspecto de estar tensos.


Las ponemos sobre una placa de horno con papel de hornear, les espolvoreamos el sésamo, hacemos un corte limpio con un cutter y los tapamos con un paño limpio durante 20 o 30 minutos más, hasta que vuelva a doblar el tamaño.





Como debe ser en un sitio cálido, podéis ponerlo en el horno a 50ºC con un cuenco metálico lleno de agua en la base del horno, para que tenga humedad.
Luego sacamos las placas, subimos el horno a 190ºC y cuando alcance la temperatura horneamos durante 20 minutos o hasta que golpeemos los panecillos con una cuchara de madera y suene a hueco.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y podemos cortar el pan cuando esté ya atemperado.



Modo tradicional:
     En un cuenco grande tamizamos toda la harina y formamos un volcán. Si utilizamos la levadura seca, la repartimos ahora sobre la harina. Incorporamos el agua tibia, el resto de los líquidos y el azúcar en el centro y vamos moviendo con una cuchara de palo o con las manos incorporando la harina. Por último incorporamos la sal.

     Si utilizamos levadura fresca, debemos diluirla en el agua tibia antes de incorporarla junto con la harina. La sal siempre hay que incorporarla al final para que no se junte nunca con la harina directamente.

     Amasamos durante unos minutos y ya  procedemos hasta el final del mismo modo que con la receta de thermomix a partir de sacar la masa del vaso.

    
NOTAS:
     Como en muchas otras recetas, cuesta más escribirlo que hacerlo, que no os dé miedo hacerlo y si no sale bien, ya saldrá mejor a la próxima, que aquí el coste es muy bajo. Eso sí, no hay que tener prisa y esperar a que las levaduras hagan su trabajo. Si empezáis tarde a hacer el pan, podéis dejar levar la masa en el frigorífico, bien tapada en el bol durante toda la noche y por la mañana veréis que también ha levado y continuáis normalmente la receta.

18 comentarios:

  1. q ricoooo...me quedo por tu blog..te dejo el mio,espero tu visita ;)http://recetania.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gtracias, Tania.

      Visita realizada... ;)

      Eliminar
  2. QUE CHULIS TE HAN QUEDADO ,BESOTES¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Debi!!!

      Mañana los relleno, jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  3. ¡¡Me la apunto!! Gracias. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mari Carmen.

      Besitos también para tí. ;)

      Eliminar
  4. Te han quedado riquísimos! Un abrazo Antonio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mi-Ka!!!

      Anímate que en un par de horas estás comiendo pan.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Antonio, se ven perfectos y quedan preciosos!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Esmeralda!!

      Prueba a hacerlos y verás qué ricos y tiernos están, además de durar cuatro o cinco días tiernos. Y puedes congelarlos en una bolsa hermética.

      Besos para ti también.

      Eliminar
  6. Que te han quedado bien es poco, te han quedado perfectos, geniales.
    Y con el sésamo ideales, de verdad.
    Tengo que volver a hacerlos pero les voy a dar la fotma que tú les has dado , me parece preciosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María Teresa.

      Si los haces, procura hacer el corte un poco más pequeño, el pan se abrirá igual, pero quedará más redondo. Si te gustan más altos, claro.

      Besos y abrazos a discreción ;)

      Eliminar
  7. Ohh! qué pinta estos panes, vale la pena el trabajo que lleva la masa. Muy bien explicadito por cierto. No tengo thermomix pero me animaré igualmente a hacerlo como has indicado, de forma tradicional :D y si me salen bien ya inventaré algo con que rellenarlos y ponerlos en el blog :D. Muchas gracias!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra. Si te animas verás qué buenos.

      Y ya tengo ganas de ver con qué los vas a rellenar.... ;)

      Un saludo!!

      Eliminar
  8. Qué ganas me han entrado de ponerme a amasar...La pinta es estupenda y si dices que es tan fácil, me animo seguro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mi dulce princesa,(como lo oiga mi muhé verá tú).

      Sí, es muy fácil y viendo tu blog que estás acostumbrada a la repostería, más aún.

      En un par de horas se están atemperando en la rejilla. Yo me voy a hacer unas baguettes y unos panecillos para comer esta semana que entra. (Tengo para 4 días)

      Ya me contarás. ;)

      Eliminar
  9. Te han quedado divinos y muy elegante esa forma, me han gustado mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Helena.

      Ahora mismo estoy haciendo más. Con la misma masa unos panecillos y también unas baguettes.

      A ver qué tal salen hoy.

      Un saludo y gracias de nuevo.

      Eliminar

Comenta y consulta todo lo que tú quieras, así podré intentar resolver las posibles dudas tanto a ti como a los futuros lectores. GRACIAS!!!.